Una mirada del presente como mejor indicio del futuro: El BCRA en su sendero.

Publicación escrita en el Blog de Doctor Germán Fermo MacroFinance

http://germanfermo.com/2017/09/el-bcra-empino-la-pendiente-de-la-curva-de-lebacs-los-tres-efectos.html

Desde la modificación del régimen cambiario con el nuevo Gobierno -pasamos de un tipo de cambio fijo a uno flexible-, el Banco Central colocó toda su esfuerzo en recomponer la confianza en la institución vía señal de tasa de interés.

Lejos ya quedó la pendiente negativa de la curva en pesos, que permitía desacelerar las expectativas de inflación en el cortísimo plazo. Dicha decisión provocó la baja en la tasa inflacionaria, que pasó de valores del 40% anual al 20% aproximadamente.

A fines de agosto la curva en pesos cambió y hoy posee pendiente positiva, mostrando la mayor confianza que hoy le otorgan los inversores a la institución. Este movimiento generó una ruptura de las expectativas en el inmediato, y por ello la mayor confianza, trasladando todo unos plazos más adelante.

En mercado secundario, dicha estructura se mantiene y parecería estar indicando tres fenómenos interesantes. El primero y más visual es que la curva en el mediano y corto plazo se desplazó hacia abajo, marcando un menor nivel. La causa principal parecería ser la recuperación de la economía. De este modo, el costo por subsidiar la débil demanda de dinero resulta más bajo, otorgándole al BCRA más espacio para bajar las tasas.

Por otro lado, y como segundo fenómeno, la pendiente de la curva se empinó, el spread entre la parte corta y larga pasó de 30 a 80 basis, insinuando que la política monetaria continuará siendo contractiva por un tiempo. Este suceso “dependerá de cómo desee administrar sus pasivos el Banco Central, y por supuesto la confianza que le dé el mercado” fue el comentario de un colega. Lo que estaba indicando allí era que la pendiente es administración de pasivos intertemporales.

Lo ante dicho se relaciona con el tercer fenómeno, el spread se mantiene dado que BCRA aún no logra convencer las expectativas a futuro. Sin ir más lejos, nadie le creía el año pasado que la inflación estaría en el rango de 15%-17% este año y menos el año próximo de 10%-12%.

En conclusión, ¿qué estaría diciendo todo esto? “te confío, pero no tanto”, bajo esta condición parecería que la política monetaria seguirá siendo hawkish por un buen tiempo con la pendiente positiva. En el medio, podría continuar bajando el nivel, por lo que “una estrategia de duration sería mejor que una de flattener” se concluyó.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *