Re-armando Posicionamiento en las Carteras: Un Reflejo de Nuestra Elección.

Luego de las elecciones en USA, la Argentina quedó descalzada y retrasada respecto a sus pares Latinoamericanos en los rendimientos de sus tasas soberanas. El efecto post Trump le impactó al país de modo extremadamente negativo, desplazando a los bonos de 10 años en +140 basis (pasó de 6,5% a 7,9%), de esta forma mostró un beta muy superior al de Brasil, que durante igual plazo sólo se expandió en 90 puntos básicos.

Al transcurrir el tiempo, se observó que las tasas largas de Estados Unidos bajaron apenas unos 17 pbs en lo que va del año, pero se encuentran en valores superiores desde el evento mencionado (+47 basis). Al compararse este movimiento con lo ocurrido en Latinoamérica, se percibió que Colombia y Brasil comprimieron riesgo (más el primero que el segundo) y Chile, por otro lado, quedó invariable al efecto Trump. En este contexto, Argentina caminó por otra senda, aún muestra estar medio punto porcentual por encima del valor de ese momento (6,9%).

Durante la primera mitad del año el tipo de cambio mostró una baja volatilidad y se estimuló la curva corta en pesos, ya que se preveía una política monetaria más contractiva respecto a la fiscal. Por otra parte, el consumo no logró recuperarse lo suficiente para restaurar el poder adquisitivo, a lo que se le agregó el retraso de la llegada en las inversiones. La no reactivación de la economía, sumado a la debilidad en la capacidad política para realizar las reformas, le causó una tensión al Gobierno durante el período electoral que se vio reflejado en el aumento en la aversión al riesgo argentino.

Desde el frente externo parecería que en lo que resta del año las tasas largas de los Estados Unidos permanecerán cercanas a los niveles actuales o apenas más altas si se acelerara la inflación en el país nórdico (10 yr USA 2,23%), ya que desde el frente fiscal no hay acontecimientos anunciados. Esto es muy positivo para la deuda Argentina.

Desde el punto de vista local, las elecciones en las PASO lograron darle fuerza política al oficialismo, que a pesar de haber escogido el camino gradualista, que tiene como costo directo la suba de la deuda pública, tuvo como beneficio evitar una crisis social y política. Si las reformas comenzaran a percibirse como posibles y la confianza se afirmara podría verse un salto en las inversiones.

Ante este escenario, se considera que podría haber una fuerte y rápida compresión de bonos Argentinos, debido al atraso que mostramos contra nuestros pares Latinoamericanos. La velocidad puede darse con una convergencia en las expectativas antes que lleguen las políticas.

Para poder captar dicho evento en nuestras carteras recomendadas hard dollar nos hemos posicionado de modo tal de lograr la mejor duration y convexity que consideramos asequibles para adelantar devengamiento.

Por último, si se deseara permanecer en la parte media de la curva en dólares, se considera que en el relativo el carry trade en pesos le ganará a la misma, ya que los niveles actuales de tasas de Lebac permanecen atractivos. Si el BCRA (Banco Central de la República Argentina) comenzara a descender las tasas llegando a septiembre, probablemente ocurrirá entonces que para el cuarto trimestre la devaluación del tipo de cambio vuelva a quedar rezagada contra las mismas. En nuestra cartera en pesos, hemos considerado a su vez, tomar una proporción de activos que ajustan por CER en los próximos 3 meses, debido a que el Central podría no llegar a las metas de inflación que estipuló. La abrupta devaluación por aversión al riesgo y la no totalidad de renovación en Lebacs que viene acumulado, llevaría a estar en niveles un poco más arriba de lo estipulado por las REM (Relevamiento de Expectativas de Mercado).

Si el escenario antes mencionado ocurriese, entonces, las tasas de fondeo bajarían impactando positivamente en los flujos de fondos de todos los activos. Por este motivo, resulta atractivo tener una proporción en las carteras de renta variable en estos momentos.

Estratega Senior
Ailin do Pazo Glave

2 comments

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *